Creamos joyas con metales nobles, artesanalmente y con diferentes acabados que requieren de vez en cuando un poco de mimo. Os damos algunos consejos de uso que prolongarán el buen estado de tus joyas:

¡Ten en cuenta algunos factores!

El PH de la piel, la grasa corporal y la humedad ambiental, entre otros, pueden oxidar todos los metales.

· Consejos:

1)     Quítate las joyas para las tareas domésticas. Los productos químicos pueden dañarlas.

2)     Cuando te apliques los productos de belleza retira las joyas y póntelas una vez terminada la rutina.

3)     Si vas a la piscina o a la playa guárdalas a buen recaudo. La sal, el cloro… pueden ensuciar nuestras piezas.

4)     A la hora de dormir, guárdalas en tu joyero.

5)     Y de vez en cuando… Restáuralas, te quedarán como nuevas.

Las joyas con diamante, especialmente los anillos, requieren de un cuidado especial. Revisa de vez en cuando su estado y acude a nuestra tienda ante cualquier duda.

Las joyas de oro blanco tienen un acabado de baño de rodio, que con el uso y el paso del tiempo puede desgastarse. Podemos restaurar este acabado siempre que lo consideres necesario. ¡Consúltanos!

· Limpieza:

La limpieza es muy sencilla si se tiene un buen mantenimiento. Para ello puedes usar agua con bicarbonato o una goma de borrar para joyas con acabado mate.

Todos los acabados se degradan con el uso, el roce y el paso del tiempo. Ten especial cuidado con los oxidados, baños de rodio y oro de anillos y pulseras.

Dependerá de estos factores y el uso que le des a la joya la duración de estos, para lucirla en perfecto estado el mayor tiempo posible.

Si necesitas restaurar tus piezas, te ofrecemos un servicio para ello. Ponte en contacto con nosotros en tass@tassjoies.com y te explicaremos la manera en que realizamos este proceso.

Descárgate aquí nuestro calendario Tass Joies.